[toc]

Desde el principio

El pasado sábado me envalentoné con Apple y me pasé ajustando el trailing stop loss para proteger parte del beneficio latente. En mi Diario de Trading escribí lo siguiente:

Sábado 13 de mayo:
Ajusto el stop loss muy agresivamente para proteger beneficio.
El valor tiene fuerza relativa y la mano fuerte compra, no es probable que ahora comience a bajar de repente.

Como ves en la imagen que adjunté al diario de ese día, yo ya era consciente de que estaba siendo demasiado agresivo ajustando.

Además, ese mismo día incumplí mi Plan de Trading, que dice que solamente ajustaremos el Trailing Stop Loss bajo rebotes en el valor. Es cierto que se había formado un mini soporte en el gráfico diario, pero eso no es suficiente para considerar que se ha producido un rebote en el valor. Claro… Había tanto beneficio latente que podía perder… y la tendencia era tan clara que quién podía pensar que…

Cómo NO colocar el stop loss

Miércoles 17 de mayo
El sábado ajusté demasiado el Trailing Stop Loss y en la jornada de hoy en una enorme caída se me cierra la operación.
Moraleja: Dejar respirar más al precio.
Las condiciones siguen siendo buenas, a pesar de todo.

Espera, que lo amplío:

¿Cómo va a desplomarse Apple de un día a otro? Pues ahí lo tienes. Desde luego, me acordaré de esta imagen la próxima vez que me apetezca ajustar el Trailing Stop Loss porque si.

Pero bueno, lo hecho hecho está. Me ha tocado verlo en directo y os prometo que se pasa mal viendo cómo el precio cae directo hacia tu Stop Loss sin que puedas hacer nada.
Porque quiero recordarte la Regla de Oro del Control de Riesgo:
Nunca alejes tu stop loss. Jamás.

Al fin y al cabo el Stop Loss marca la cantidad máxima de dinero que puedes perder si todo va mal. ¿Quieres perder más dinero? Entonces aléjalo.

No, en serio. Nunca lo alejes. Nunca.

Volviendo al tema de los errores de trading

En fin, que el precio se ha comido con patatas mi Trailing Stop Loss, ha cerrado mi posición y entonces se ha girado y ha comenzado a subir. En este caso, he ganado dinero porque la operación estaba avanzada y había ido bien. Pero no podemos decir que la operación haya ido bien, porque no he cumplido el plan que ya había establecido.

Las moralejas de todo esto

Hay varias:

1. El trading es así, te come la tostada en cuanto te despistas.

2. Es imposible saber lo que va a pasar mañana.

Podemos analizar y tratar de adelantarnos al movimiento del precio, pero nunca estaremos seguros. La Bolsa es un entorno de probabilidades.

3. La más importante: Sigue tu Plan de Trading

No es suficiente con tener un Plan de Trading perfectamente definido. También hay que seguirlo. Esto parece obvio pero no lo es. Cuando estás en medio de la operación salen a relucir las emociones: miedo, avaricia, duda… Entonces te envalentonas y ciñes el Stop Loss sin sentido, como ha sido el caso. Pero también puedes morirte de miedo y alejarlo, aumentando el riesgo y exponiéndote a la ruina total. En fin, puedes hacer mil cosas para cargarte no solo la operación sino tu futuro como trader.

Y es entonces, cuando esas emociones salen a relucir, cuando tienes que aprender a frenarte a ti mismo. Contar diez y seguir tu Plan de Trading. Ese plan perfecto que has hecho cuando todavía no te estabas jugando nada y cuando no estabas influenciado ni por el miedo, ni por la avaricia. Ese plan es como tu brújula en mitad de la selva que te orienta cuando estás perdido. Cuando no sepas qué hacer, haz lo que dice tu plan.

Haz siempre un Plan de Trading. Y síguelo a rajatabla. Cuando ganes dinero te sentirás genial y no le darás tanta importancia. Pero cuando las cosas vengan feas, cuando se te multipliquen las operaciones perdedoras, cuando tu beneficio latente sea negativo tu estarás razonablemente tranquilo y sabrás cómo moverte en cada momento.