[toc]

Antes o después, ocurre. Problemas en el trading. Tus dos, tres, cuatro, cinco operaciones se van al traste al mismo tiempo. De repente, un buen día, parece que el mercado se propone sacarte a patadas. Y todas tus posiciones se vienen abajo. Una toca el stop loss. En otra compras en el peor momento posible y comienza a bajar. En otra te comes un gap monstruoso que dilapida todos tus beneficios latentes. Y en la de más allá simplemente el precio da un giro que no esperabas. Puede pasar. Pasa. Y como un día te pasará, quiero contarte…

Qué hago yo cuando todo va mal

Antes de nada, tengo que decir que lo habitual es que esta situación no se de muy a menudo. Por muy mal trading que hagas (y seguro que tú no lo haces tan mal) siempre habrá una o dos posiciones que te salvarán el culo. De ahí que diversificar sea una muy buena idea. Es una de las primeras cosas importantes que aprendí en el trading. Simplemente, no te lo juegues todo a una sola carta. Si tu sistema de control de riesgo te permite arriesgar 100 euros en total, no los pongas sobre la mesa en una sola operación. Abre cuatro, y arriesga 25 euros en cada una de ellas. Así, si tres se van al traste, la cuarta te mantendrá en pie. Pero si incluso la cuarta falla, quizás quieras tener en cuenta que…

No es el fin del mundo

En serio, no lo es. Nos damos de cabezazos cuando todas nuestras posiciones nos están haciendo perder dinero pero en el fondo sabemos cuánto podemos perder como máximo gracias a nuestro Sistema de Control de Riesgo (porque tienes un Sistema de Control de Riesgo, ¿a que si? ¡¿A QUE SI?!). Así que si nuestro riesgo máximo es del 2 por ciento podemos tener la tranquilidad de que si todo va mal perderemos como máximo un 2 por ciento de nuestro capital. Vale, no es lo ideal, pero no es el fin del mundo.

Es un buen momento para tomarse un respiro

Cuando perdemos dinero operación tras operación estamos en una mala racha. Son cosas que pasan. Hasta los mejores traders tienen malas rachas. Es momento de pulsar el pause. Algunos recomiendan dejar de operar durante unos días, semanas o meses, y volver con más fuerzas todavía. A lo mejor no es para tanto y solamente necesitas salir, tomarte una cerveza, ir al cine o ponerte la radio. Desconecta y vuelve a conectar. Te vendrá bien.

Tienes que confiar en tu Sistema de Trading

Si no lo tienes, deberías cerrar todas tus posiciones ahora, escribirlo, y volver a abrirlas. En serio, no puedes operar sin un Sistema de Trading. Estás improvisando.

Si lo tienes, confía en él ciegamente. Al fin y al cabo, tu Sistema de Trading eres tú mismo cuando no te estabas jugando dinero, es decir, cuando tu mente estaba totalmente lúcida. Síguelo estrictamente, sin desviarte. Y no improvises por nada del mundo. La improvisación te llevará a cometer errores que en otro momento (con la mente más lúcida) hubieras evitado claramente.

Espera, creo que puedo ser más claro.

No improvises. Nunca improvises.

 

¡Mucho mejor!

En serio, no improvises.

Intenta tener paciencia

Ya se que es complicado cuando todas tus posiciones caen directas a los infiernos. Pero debes tener paciencia. Al fin y al cabo aunque todo va mal, todavía estás en el partido, ¿no? Las cosas pueden cambiar de hoy para mañana y entonces verás todo de otra forma. O puede que una operación ganadora sea suficiente para contrarrestar todos esos stop loss arrasados. ¿No eres capaz de tener una operación ganadora? ¡Claro que si!

Analiza la operación y aprende de los errores

Hasta la mejor operación del mundo tiene errores. Serán pequeños, pero existirán. Así que imagina todo el aprendizaje que se puede sacar de una operación perdedora. Nunca volveré a poner una orden de entrada de esa forma, nunca ceñiré tanto el stop loss, o nunca lo pondré tan alejado, nunca operaré con un beneficio/riesgo menor a 2,3, eso que creía una divergencia no lo es, eso que creía un rebote no era más que una corrección… En fin, mil cosas. Quizás la parte más importante toda la operación sea el análisis que debes hacer tras el cierre. Muchas veces el verdadero beneficio de la operación está aquí.

Y vosotros, ¿cómo reaccionáis cuando todo va mal?

¿Cómo detectáis una mala racha? ¿Qué hacéis cuando las cosas no salen como deberían?¡Hablamos en los comentarios!