Regeneron Pharmaceuticals: una de las compañías biomédicas del momento

0
57

Regeneron Pharmaceuticals es una compañía innovadora dedicada a la biotecnología y ubicada en el condado de Westchester, en Nueva York, la cual lleva 33 años creando fármacos para combatir diferentes afecciones médicas de gravedad en cualquier área terapéutica.

Todos los productos que comercializa cuentan con la respectiva aprobación por parte de la FDA. Además, es una empresa de investigación constante enfocada en la resolución de algunos misterios complejos propios del cuerpo humano.

Una empresa con alcance mundial

Regeneron Pharmaceuticals es una empresa americana cuya área de servicio es global, es decir, está presente en todo el mundo, contando para ello con una nómina de 8900 empleados, encabezada por médicos, científicos y especialistas en el área de fármacos y biotecnología. De ellos, alrededor de 1.100 cuentan con títulos de MD, PhD o PharmD.

Regeneron Pharmaceuticals: desarrollo e investigación de fármacos

En sus inicios, esta empresa se dedicaba especialmente a los factores neurotróficos y la capacidad de regeneración que poseen; sin embargo, con el paso de los años se ha diversificado, por lo que ahora estudia los receptores de la tirosina quinasas y las citocinas.

Para ello, utilizan sus propias tecnologías de cosecha, en función de descubrir, crear, investigar u ofrecer fármacos que beneficien a las personas que sufren diferentes enfermedades graves de tipo ocular, aquellas relacionadas con el colesterol de lipoproteínas de baja densidad, así como una afección inflamatoria rara.

Hoy en día, esta empresa ejecuta algunas pruebas de desarrollo de otros medicamentos destinados al tratamiento de condiciones oncológicas, asma, artritis, enfermedades infecciosas y dermatitis.

Principales clientes de Regeneron Pharmaceuticals

Los principales clientes de esta compañía dedicada a la biotecnología y los medicamentos para condiciones son las grandes cadenas de distribución de medicamentos dispuestas a escala mundial.

Equipo directivo de Regeneron Pharmaceuticals

Esta empresa tiene al médico Leonard Schleifer como CEO, quien es su cofundador y Director Ejecutivo. Cuenta con una amplia experiencia en el ramo de la biotecnología y supervisó personalmente la creación de Eylea, un medicamento que frena la degeneración macular por edad, por lo que previene la ceguera. Las ventas de este fármaco lo convirtieron en un hombre millonario.

Schleifer ha sido reconocido como uno de los mejores directores ejecutivos que ha tenido Barron’s. además, por su amplia experiencia en el ramo fue nombrado empresario del año de Ernst & Young.

El científico biomédico George Yancopoulos es el Presidente de Regeneron Pharmaceuticals desde el 2001, quien cuenta con la titularidad de una centena de patentes y es el inventor y desarrollador de los seis fármacos de la empresa que han sido aprobados por la FDA.

Además, fue nombrado como Emprendedor del Año en Ernst & Young. Además, se ha convertido en una pieza clave para el desarrollo de la cultura I + D, que se enfoca en ciencia, colaboración y alta productividad como bastiones de Regeneron.

Regeneron Pharmaceuticals en la lucha contra el COVID 19

En el año 2020, esta empresa comenzó a trabajar en conjunto con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de estados Unidos en un tratamiento experimental para combatir el COVID 19, utilizando anticuerpos monoclonales.

Para ello, el Gobierno de Estados Unidos, a través de las instituciones correspondientes, le asignó un presupuesto de 450 millones de dólares.

A esto se llamó la Operación Warp Speed y ese monto será suficiente para fabricar y distribuir entre 70 mil y 300 mil dosis del tratamiento conocido como REGN-COV2, que se basa en una cantidad de anticuerpos artificiales, el cual se sometió a ensayos clínicos por su potencial para tratar y prevenir el Coronavirus.

Incluso, en el mes de octubre de 2020, Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, se aplicó este tratamiento para combatir el Coronavirus en el Centro Médico Walter Reed en Bethesda, ubicado en Maryland, resultando muy efectivo. Este tratamiento aún estaba en pruebas y se logró su aplicación por medio de una solicitud de uso compasivo. Próximamente se comenzó a aplicar a los estadounidenses de manera gratuita.