Seguro que os ha pasado alguna vez. Tenéis el valor ideal, la operación perfecta, se cumplen todas las condiciones, todo está a punto de caramelo. Entráis y a las dos semanas el valor se desploma inexplicablemente.
Este es un riesgo inevitable en este juego de probabilidades que es el trading. Pero quizás hay una forma de minimizarlo.
[toc]

Cómo es una tendencia alcista

Las tendencias (alcistas y bajistas) están divididas en swings. Una gran tendencia alcista puede tener tres, cuatro, cinco swings como mucho. Y se agota. Bueno, pues vamos a tratar de entrar al principio de una tendencia en lugar de al final de ella. Esto, dicho así, parece lógico y sencillo, pero como os podréis imaginar en la práctica la cosa se complica. Vamos a intentarlo.

Detectar largas tendencias alcistas

Hace unas semanas hablamos de cómo colocar una orden de entrada. Hoy voy a probar una nueva forma de entrada en ciertos valores para mi Estrategia de Medio Plazo. Quizás te sirva para tus estrategias de trading. La idea es localizar los valores que estén a punto de iniciar largas tendencias alcistas y colocar nuestra orden de entrada correctamente.
La ventaja de entrar en estos valores es que podemos esperar una larga tendencia alcista por delante. El valor ha pasado hace poco de comportarse peor que el índice a hacerlo mejor, y además lo ha hecho en poco tiempo. Además la mano fuerte ha comenzado a acumular acciones compulsivamente. Si sabemos colocar bien nuestro stop loss para no vernos fuera de la operación a la primera de cambio, podremos disfrutar de una larga tendencia a nuestro favor.
La desventaja es que generalmente compraremos caro. El precio habrá subido con fuerza y se habrá escapado de la media. Esto es una desventaja pero solo a medias, porque efectivamente, compramos caro, pero esperamos vender más caro todavía.

Y para eso, vamos a buscar valores que:

– Hayan cruzado hace poco por cero en el indicador Fuerza Relativa de Mansfield.
– Lo hayan hecho con fuerza. Ya sea con un movimiento rápido del precio, con un pico de volumen, o con una variación fuerte del indicador de Fuerza Relativa.
– La mano fuerte haya estado comprando durante unas semanas antes, y lo siga haciendo, además de forma agresiva. Ya sabéis que la mano fuerte no es tonta. Si ella compra, nosotros también.
tendencias alcistas

Ejemplo en directo

Vamos a ver un ejemplo. Esta operación la he planteado hoy mismo. El precio pega un subidón, se aprecia un pico de volumen y la Fuerza Relativa pasa a ser positiva. Además la mano fuerte compra a saco.
Además de esto, en este caso tengo en cuenta otras consideraciones como que el precio ha superado la resistencia de 24,18 o que no haya divergencia bajista en el indicador Force Index. Estas condiciones son básicas en mi estrategia de Medio Plazo. Seguro que tú tienes las tuyas.
tendencia alcista
Clic para ampliar.
Como ves, el precio está muy lejos de su valor. Hay que tener en cuenta que en algún momento el precio esperará a la media móvil, se frenará o retrocederá. Por eso, siempre vamos a colocar el stop loss inicial bajo la media móvil o siguiendo criterios visuales. Por decirlo de otra forma, los números nos dan igual.
Durante el desarrollo de la operación iremos ajustando el stop loss según nuestra Estrategia de Medio Plazo. Aquí cada cual tiene sus técnicas. La mía es colocarlo semanalmente bajo la media y mover el trailing stop loss cada vez que se produce un rebote en ella. En caso de degradación de mercado pasaré a Vigilancia Intensiva y lo ajustaré diariamente. Pero tú sigue tu Estrategia.

¿Y por qué no esperas una corrección del precio?

Ahora más de uno estará preguntándose: ¿Y por qué no esperas la corrección del precio y compras más barato? Es una pregunta que tiene mucho sentido. Y es cierto que si esperamos una corrección podremos comprar más barato. Pero lo que nosotros planteamos es que no haya corrección. Que el precio comience a subir y no eche la vista atrás.
Mentira. El precio siempre corregirá. Pero no ahora, sino más adelante. Y entrar entonces sería ya entrar tarde. Recordad que queremos cazar el movimiento desde el principio. Si está caro, compramos caro. Puede que mañana o la semana que viene corrija, eso no lo podemos saber. Pero si se cumplen las condiciones la subida es probable.